It Dogs

Hoy os traemos algo único en Madrid, un restaurante que ha apostado por un tipo de comida que popularmente era de baja calidad, pero ha conseguido darle un enorme giro y convertirlo en una comida gourmet. Hablamos de los perritos calientes y en concreto los perritos calientes de It Dogs.

It Dogs abrió a finales del año 2012 en el centro de la concurrida calle Fuencarral de Madrid, su dueña, Lupe, venía de haber regentado un perritos calientes madridnegocio de decoración en el barrio de Salamanca, negocio que se vió mermado con la crisis económica y le hizo replantearse una nueva idea de negocio; estaba claro que la gente iba a seguir comiendo y por qué no ofrecer una comida fácil de cocinar y asequible a todo el mundo, pero con un toque distintivo, convertirlo en algo de calidad gourmet utilizando toda su experiencia en decoración y su sensibilidad estética. Bajo ningún concepto el negocio debía caer en la “comida rápida”, y ahí es donde se le ocurrió darle una vuelta a una comida muy clásica y ofrecer una calidad exclusiva que nadie ofrecía. Lupe nos asegura que deshecha todo concepto similar a “comida rápida”, “cocina mecanizada” o cualquier materia prima “industrial”. Además asume que la presentación y la estética son un factor muy importante en sus creaciones, por eso lo primero que quiere es eliminar el sabor a plancha que no saca el máximo partido de la salchicha, la cual estaría cocinada al vapor y secada en rodillos para evitar que el pan se moje y empiece a descomponerse desde antes de que el cliente lo tenga en la mano.

perrito calienteLa carta de It Dogs es de lo más original: todos los perritos calientes son razas de perros y además cada raza de perro es de un país y su receta lleva los ingredientes de ese país. ¡Por eso estos son los perritos calientes más internacionales!

Por ejemplo, el Chiguagua posee una receta auténtica mexicana, con ingredientes como guacamole o jalapeños y el Bolpino nos sorprende con su fuerte aroma a albahaca que nos recuerda a la gastronomía de Italia. Además tienes la opción de personalizar tu propio perrito caliente y hacerte un “chucho” combinando ingredientes, pan y salchichas, que es de lo que os vamos a hablar a continuación, de su exclusiva materia prima:

Para empezar, la salchicha debía ser diferente, y tras varias pruebas de muchas marcas y productoras que no les convencieron; consiguieron hablar con los fabricantes y hacer su fórmula exclusiva con ciertas especias elegidas personalmente. Su fabricante les envía las salchichas que hacen a mano y ahí reside parte del encanto de It Dogs, en la elaboración artesanal, en que no todas las salchichas son iguales. Además, han dado un paso más entendiendo que el mercado así lo demanda y ofrecen salchichas vegetarianas y salchichas blancas.

Hablando de la elección de esta materia prima nos contaba Lupe que “este era un cerveza gourmetfactor muy importante, porque el hecho de que el perrito caliente se considere una alimentación de baja calidad es en gran parte, debido a que la salchicha es demasiado industrializada y ni su sabor, ni mucho menos su textura dicen nada, no parece que estés comiendo carne, y con nuestra fórmula exclusiva hemos conseguido que la experiencia y la reacción de los clientes sea muy buena”

En cuanto al pan, tampoco querían darle menos importancia y por eso es una tahona artesanal la que realiza los diferentes panes, desde el clásico pan bombón, pasando por un pan de maíz y pipas, el de frutos rojos o el de centeno por ejemplo. Una gran variedad de panes, para que puedas personalizar tu “chucho” a tu gusto.

Del mismo modo, Lupe eligió la cerveza Brabante para así diferenciarse del resto en toda su oferta, desde la comida, el trato, la presentación y hasta la cerveza, ofreciendo una perrito caliente de calidad gourmet con una cerveza de calidad gourmet.

A la hora de trabajar el perrito caliente, por un lado la salchicha se hace al vapor para no matar todos sus sabores a especias y textura interior. Y por otro lado el pan se calienta en los pinchos para que se tueste por dentro y se ablande por fuera. Así los ingredientes terminan de impregnar con su sabor al propio pan y consiguen un producto unificado en sabor y presentación, y no un perrito caliente donde cada elemento va por su lado.

Nosotros hemos probado el Chiguagua con pan de maíz y pipas y nos ha encantado, además en esta temporada puedes disfrutar de la terraza y una cerveza Brabante bien fría. Un planazo para estar en Madrid.it dogs madrid

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestGoogle+

Suscríbete y recibe El Gallo en tu correo

SUSCRIBIRME AL NEWSLETTER

No te preocupes, no te vamos a poner en el dilema de dilucidar si fue antes el gallo, la gallina o el huevo, pero debes ser mayor de edad para ver nuestra web, así que...

¿Eres mayor de 18 años?

Vaya, lo sentimos. Tienes que ser mayor de 18 años.